Marqués de Cáceres Rosado

Marqués de Cáceres Rosado

5,75 €

Añadir al carrito

999 artículos disponibles

Delicioso con el picoteo de aperitivo y ensaladas variadas con
vinagre balsámico. Perfecto para el pescado y carnes blancas.
Excelente con la cocina mediterránea: verduras salteadas en aceite
de oliva, paella, pasta, pizza y platos condimentados con especias
(tomillo, laurel, orégano...).

Más detalles

Color coral claro de intensidad media. Aroma a grosella, pizca de
anís y flores blancas. Boca sabrosa, amplia que arroja carnosidad
en su paso, se hace golosa y versátil a la vez que muy fresca.
Este rosado consolida una trayectoria que lo sitúa como
referente en su categoría. Tiene raza y elegancia.
El año resultó poco soleado, frío y húmedo con precipitaciones
muy por encima de las habituales, lo que produjo un retraso en
la brotación así como una floración y cuajado irregulares.
Invierno inusualmente lluvioso y temperaturas casi invernales de
los meses de Marzo y Abril que retrasaron la brotación del orden
de tres semanas. Verano favorable, con muchos días de sol y
temperaturas agradables sin excesivo calor. Se aplazan las
labores de vendimia hasta el mes de Octubre.
Este vino se obtiene por sangrado y después de una fermentación
alcohólica en depósitos de acero inoxidable y a baja temperatura.
El vino se estabiliza posteriormente mediante un tratamiento en
frío.
La gastronomia mediterránea, las barbacoas y las comidas en
terraza le convienen de maravilla.
Delicioso con el picoteo de aperitivo y ensaladas variadas con
vinagre balsámico. Perfecto para el pescado y carnes blancas.
Excelente con la cocina mediterránea: verduras salteadas en aceite
de oliva, paella, pasta, pizza y platos condimentados con especias
(tomillo, laurel, orégano...).
Un rosado muy versátil. Temperatura de servicio: 8-10ºC.
Recomendamos consumir este vino antes de los 21 meses
posteriores a la vendimia.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Marqués de Cáceres Rosado

Marqués de Cáceres Rosado

Delicioso con el picoteo de aperitivo y ensaladas variadas con
vinagre balsámico. Perfecto para el pescado y carnes blancas.
Excelente con la cocina mediterránea: verduras salteadas en aceite
de oliva, paella, pasta, pizza y platos condimentados con especias
(tomillo, laurel, orégano...).

Escribe tu opinión